REFLEXIÓN: CUANDO LLORAS A TUS MUERTOS, LLORAS POR TI Y NO POR ELLOS. ¡TIENES QUE LEER ESTO!

Muchas personas son sensibles cuando pierden a un ser querido y, por ende, les afecta de sobre manera cuando una persona cercana fallece debido a cualquier circunstancia, es el caso de los seres humanos en este medio terrenal por querer mantener cerca a esas personas que mueren.













Es lo que me sucedió cuando mi padre pasó a otro plano, sentí que mi mundo se me derribaba y que no podía con tal noticia o con la sensación de que nunca más podría volverlo a ver, por ello es importante que sepan a través de este artículo que a veces lloramos a un ser querido porque estamos afectados internamente y no lloramos por nuestros muertos.
Toda muerte es sumamente difícil, sin embargo hay distintas maneras de canalizar esta situación, dolorosas para muchos, pero que se puede superar con ayuda, pues la ausencia de quien se va suele causar un gran vacío en el hogar.
Cuando llegó la noticia sobre la muerte de mi padre, el dolor y el llanto no se hizo esperar porque era un malestar muy profundo que sentía en cada parte de mi ser y de mi cuerpo, por lo que pedía a gritos volverlo a ver a pesar de saber que estaba muerto.














Perder a alguien duele demasiado, no obstante con el tiempo es importante saber que se puede entender la partida del otro y que lloramos por lo que sucede en nuestro entorno y no por los que se han ido. Es una respuesta muy simple a cualquier interrogante: lloramos por lo que hemos perdido.

El que esa persona no esté físicamente con nosotros puede causar impotencia porque no podremos abrazarlo más, y es normal que la pregunta de que si hay vida más allá de la muerte se puede presentar.
Por ende, aceptar la muerte es duro pero se puede hacer, sólo debemos dejarlos ir, llorarlos un poco pero no hacer de este dolor una incomodidad constante tanto para nosotros como para quienes nos rodean.














Cuando mi padre murió, mi madre sólo lloró al momento y por eso pensé que lo había olvidado y me equivoqué. Sólo había dejado pasar el dolor, pero aún lo mantiene en su corazón.
Que este mensaje sirva de reflexión a todas esas personas que han perdido a un ser querido. ¡Comparte este post!




TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: SALUD NATURAL

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES

PERSONAS ONLINE

Páginas vistas en total

Estadísticas

publi