Fue la voluntaria de un mago en la calle. Jamás imaginó la sorpresa que recibiría al final del acto

“¿Es en serio? ¿Esto es real?”





Alyssa junto a su novio Kevin caminaban por Las Vegas cuando fueron abordados por Rob Anderson, un mago que es conocido en la ciudad del pecado por sus espectáculos espontáneos en la calle. Todo parecía apuntar a que se trataba de un show de magia común y corriente en el que la pareja iba a ser la protagonista.







El truco trataba de que Rob hacía desaparecer un anillo que tenía en sus manos y el cual incluía la participación de Alyssa. 

Tras pedirle si podía guardar uno de los objetos que serían utilizados para hacer el acto de magia, todo tomó un giro completamente inesperado y a raíz del cual la mujer rompió en llanto. 


Al hacer desaparecer el anillo que tenía en sus manos, sujetó entre sus manos aquel objeto que Alyssa había guardado al inicio del espectáculo. Al abrirlo saca un anillo diferente al que utilizó y se lo entrega a Kevin, manifestándole que éste le pertenece.







En ese momento Kevin se arrodilla y le pide matrimonio a su novia, con quien mantiene una relación ha muchísimos años. Debido a que lo que parecía ser un truco de magia, tomó un vuelco de un segundo a otro, Alyssa rompió en llantos. Una y otra vez le preguntó a Kevin si lo que estaba viviendo era real.



El maravilloso hecho tuvo lugar en su primer día de vacaciones, el cual en un principio estaba destinado a conocer la ciudad de Las Vegas. Sin embargo, Kevin tenía todo planeado con la ayuda de Rob, quien se especializa en crear propuestas de matrimonio de otro mundo. 








“He realizado magia por todo Las Vegas y el mundo, pero nada se compara con la sorpresa y alegría en la cara de una mujer cuando le proponen matrimonio. Cada pareja a la que he ayudado a comprometerse tiene su propia historia y me encanta ser parte de ella”. 


COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES

PERSONAS ONLINE