4 nutrientes esenciales para que tu tiroides funcione correctamente

La tiroides es una glándula muy importante para nuestro organismo, se encuentra ubicada en la parte delantera del cuello y secreta unas hormonas encargadas de controlar ciertas funciones de nuestro cuerpo, en donde se incluye el control del peso corporal, la forma en que utilizamos nuestra energía, el metabolismo e inclusive la manera cómo dormimos; así que te interesará saber cuáles son los nutrientes esenciales que necesitas para que funcione adecuadamente.





Aunque el mal funcionamiento de la glándula tiroidea es más común en mujeres, debido al desequilibrio que se presenta durante el embarazo y la menopausia y el estrés crónico, los hombres no escapan de la posibilidad de sufrir de ellas, así que la información que presentaremos a continuación es de interés para ambos sexos.

Nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de la tiroides, conócelos

Es importante que conozcas los cuatro nutrientes esenciales que te garantizarán gozar de buena salud gracias al buen funcionamiento de tu glándula tiroidea.
Como ya lo hemos dicho antes el motor de nuestro cuerpo está en la tiroides así que debes tener en cuenta los nutrientes esenciales que te mencionaremos a continuación, pues el que nuestro cuerpo posea niveles saludables de ellos hará que esta glándula funcione perfectamente:

  1. El yodo: Este es un componente básico de las hormonas tiroideas, así que si nuestro organismo no posee la cantidad suficiente de yodo, la tiroides no puede producir su hormona, es importante que mantengas una dieta balanceada en donde estén incluidos alimentos tales como: Peces de agua sala, algas y mariscos, si estos no son de tu agrado, te recomendamos el consumo de suplementos que contenga yodo y tirosina.
  2. El selenio: este es otro de los cuatro nutrientes esenciales para garantizar la salud de nuestra tiroides, pues la enzima que logra convertir la T4 a T3, es completamente dependiente de este mineral, así que si nuestro cuerpo no posee las cantidades necesarias la hormona quedará atrapada en su estado inactivo, provocando hipotiroidismo. Para garantizar niveles apropiados de selenio, consume alimentos tales como: carnes, pescados y mariscos
  3. El zinc: Este mineral es fundamental para convertir la T4 a T3, además de activar los receptores de la hormona al hipotálamo, así que si no posees los niveles necesarios, el hipotálamo no logrará medir los niveles de esta hormona
  4. El hierro: por último, pero no menos importante encontramos el hierro, este mineral es el encargado de promover la producción de la enzima que convierte el yoduro en yodo, además de participar en la conversión de la T4 a T3, así que asegúrate de consumir espinacas y otros alimentos ricos en hierro tales como: la carne de res y de pollo, el hígado, las almejas, los mejillones y las ostras y en su mayoría todos los vegetales verdes son ricos en hierro y calcio.
Recuerda que es importante prevenir, pero si estas observando los siguientes síntomas te recomendamos que consultes a un especialista para que se realice un diagnóstico temprano:
  • Dolores de cabeza o jaquecas.
  • Descontrol en el peso.
  • Pesadez y somnolencia.
  • Sensación de no poseer suficientes energías.

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES

PERSONAS ONLINE