Recibí los artículos en facebook:

BUSCA LOS REMEDIOS NATURALES QUE NECESITES

No cometas estos errores si quieres que tus hijos dejen de ser maleducados!!

Los niños que tienen rabietas y mal comportamiento son más comunes de lo que parecen, pero sus padres hacen caso omiso a esto o no hacen nada para corregirlos.



Estos son los pequeños comportamientos y acciones que, si no reaccionas a tiempo correctamente, darán lugar a ciertas repercusiones en la vida de tus hijos.
Estas asustado de tus hijos
Ejemplo: Si un niño quiere beber leche en una taza diferente, y no en su habitual, los padres de inmediato empiezan a buscar otra taza en lugar de ignorar su petición. Lo hacen por temor a que el niño vaya a llorar o se niegue a comer.
Dar excusas (“así son los niños”)
Si justificas su mala conducta y arrebatos en público mediante el uso de esta frase, le estas motivando a seguir con el mal comportamiento y a ser irresponsables.
Asimismo, los niños son capaces de hacer mucho más de lo que sus padres pueden esperar. Esto va para el respeto, modales, el trabajo doméstico cotidiano, la generosidad y el autocontrol. ¿O tal vez consideras que un niño no puede poner la mesa por sí mismo?
  1. No dejas que otros los regañen
Muchas veces no permitimos que maestros y profesores corrijan a nuestros hijos por algo que han hecho mal, sin saber qué es lo que ha ocurrido, los defendemos primero antes de ver lo que realmente sucedió. Es necesario investigar a fondo lo sucedido y ver si el regaño tiene lugar o no.
  1. Darle al niño todo lo que pida
Entendemos, que los padres tienden a cuidar demasiado de sus hijos. Los padres hoy en día están llevando esto a otro nivel, sometiendo sus propias obligaciones y la salud mental de los niños, para satisfacer todas sus necesidades y peticiones. No se les puede dar todo lo que quieren, cuando quieren.


  1. Hacen trucos para tomar ventaja y obtener lo que quieren
Los padres hoy en día a menudo recurren a una serie de atajos para evitar que sus hijos se aburran y así comiencen a comportarse mal. Es por eso que los distraen con dispositivos electrónicos cada vez que van a salir, por ejemplo en la espera para una cita médica, a bordo de un avión, en espera de un autobús, o simplemente al cocinar y limpiar sus  hogares. Hay que enseñarle los niños a ser pacientes.
Deben aprender a divertirse por su cuenta. También deben aprender que los alimentos no estarán listos y servidos siempre que quieran que lo estén. Pero por encima de todo, lo que debes enseñarles es que necesitan ayudar en la cocina, no en cuanto a preparar alimentos, pero si respecto a lavar los platos. Además, no puedes desesperarte por levantar a tu hijo si este se cayó, debe aprender a hacerlo por sí solo.
Esto les ayudará a ser más fuertes. Por supuesto, si algo realmente malo les sucede, debes ayudarlos inmediatamente, pero hacerlo con calma, sin perder la compostura.
Los niños poco a poco aprenderán a ser independientes y pacientes.
TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: AL NATURAL

COMPARTI ESTE ARTICULO

PERSONAS ONLINE

Páginas vistas en total

Estadísticas

publi