Siempre le salían un montón de PELOTITAS en los brazos, pero nunca se IMAGINÓ que la causa era por esto…

Cada vez escuchamos con más frecuencia la palabra gluten, ya que aparece muchas veces los medios de comunicación y en los programas especializados de nutrición y dietética.













Sin embargo, pocas personas saben lo que es exactamente el gluten y a qué riesgos te expones cuando lo tomas. El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentra en las harinas y cereales.
El problema es que no todo el mundo tolera el gluten de la misma manera. Muchas veces cuando has terminado de comer sientes dolor de estómago, o acidez y le echas la culpa a la carne o la ensalada que acabas de tomar, pero no piensas en que el pan o la pasta puede ser la raíz de tu problema.

Puede que tengas intolerancia al gluten y no lo sabes, así que debes estar pendiente a estos síntomas:


Dolor de estómago: es uno de los síntomas más comunes que sufren las personas intolerantes el gluten, también puede sufrir gases, estreñimiento o diarrea, ya que el gluten daña nuestro revestimiento del intestino delgado, por lo tanto no sos veremos las vitaminas y minerales de la forma adecuada.











Mareos: cuando alguien intolerante al gluten lo consume puede llegar a sufrir mareos, confusión mental y falta de equilibrio.
Trastornos en el humor: si no tienes tolerancia gluten y lo tomas también puede sufrir cambios de humor repentinos e inexplicables, incluso también puede sufrir ataques de ansiedad.
Migraña y fatiga: también pueden aparecer dolores de cabeza repentinos y migrañas cuando tomas alimentos con gluten.
Irritación en la piel: cuando las personas intolerantes al gluten lo toman, pueden aparecer problemas en la piel como la psoriasis y las irritaciones cutáneas.












Fibromialgia: las personas intolerantes el gluten pueden sentir Dolores musculares, en los ligamentos y también en los tendones.

Remedios contra la intolerancia al gluten

Remedio #1: Verter en una taza de agua que esté hirviendo 2 cucharadas de manzanilla.  Tomar después de cada comida.  La manzanilla ayuda cuando se tiene molestias digestivas causadas por esta enfermedad.
Remedio #2: Hervir 1 litro de agua que contenga 1 puñado de cola de caballo (planta) por 10 minutos. Después de ese tiempo, tapar y dejar refrescar.  Tomar a lo largo del día. Este remedio ayuda a desinflamación y fortalecer la mucosa intestinal.
Remedio #3: Verter en una taza de agua que esté hirviendo un raíz lavada y picada de jengibre.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza, al menos, una vez al día. Este remedio ayuda a desinflamar los intestinos.
Pero si percibes alguno de estos síntomas, lo mejor es que te realices un chequeo médico y puedas descartar que tengas intolerancia al gluten. Pero, no tienes que desanimarte si eso sucede, ya que cada vez más hacen productos sin gluten, para que no tengas que cambiar tu dieta casi nada.

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES

PERSONAS ONLINE

Páginas vistas en total

Estadísticas

publi